Proteína vegetal para una nueva era gastronómica

Mi acercamiento a la comida vegetariana bioactiva recoge diversas culturas y prácticas culinarias. En los módulos que ofrezco a continuación incluyo tempeh, seitan, algas marinas, miso, chacrut y variados vegetales fermentados. Este menú se puede considerar como comida de templo ya que es parte de la dieta elegante del buen comer de los monasterios de Zen. 

Recetas y sabiduría ancestral con sabor extremo

6 Módulos probados para ayudarte a hacer un cambio de dieta

Módulo 1, Seitan, carne de Buda

El seitán se elabora con la sémola del trigo y contiene una abundancia de un 75% de proteína.  Los monjes Zen, quienes eran vegetarianos, fueron los primeros que se conoce que separaron el gluten del trigo y elaboraron el seitan que le llamaron ‘carne de Buda’. Si le quitamos el gluten al trigo también le quitamos la proteína. Pienso que la gente tiene alergias al trigo es porque han estado consumiendo alimentos con trigo GMO y no el grano integral libre de manipulación genética y todo lo demás.

Es súper rico marinado y frito, en la barbacoa, en tacos o en unos sandwiches con chucrut y mostaza. El seitán es un substituto fantástico para la carne animal.

Módulo 2, Tofu y okara

 

El tofu recién preparado es una delicia y vale el esfuerzo. La preparación es un proceso emocionante lleno de tradiciones ancestrales. El tofu se puede marinar y hornear o freír, añadir a sopas o simplemente degustar recién preparado con una rica salsa. El helado de tofu es una gran cosa para los niños y los alérgicos a los lácteos. El okara es la pulpa de la soya que sobra del proceso de hacer el tofu. Con el okara se puede hacer hamburguesas, croquetas, postres y panes. Nada se pierde y todo se aprovecha con este noble frijol y proceso.

Módulo 3, Tempeh

 

El tempeh es una fuente ideal de proteínas y vitamina B-12. Es un alimento muy conocido en Indonesia que se elabora tradicionalmente con frijoles de soya. Durante el proceso de fermentación los frijoles aumentan en proteína, fibra y vitaminas. La nutrición potente del tempeh ha hecho que se convierta en un alimento clave para los vegetarianos a nivel mundial. El tempeh es rico frito, marinado, en sandwiches, en sopas o tacos. En la foto, tempeh de soya con dulse, la alga marina.

Módulo 4, Vegetales fermentados y curtidos

El chucrut es pura medicina y sabor. Idealmente es acompañado de verduras, tempeh, seitan, aguacate o algo dulce. Es muy fácil de fermentar repollo, sólo hay que perderle el miedo a las bacterias beneficiosas y cogerle el gusto a los fermentados que tanto sabor y nutrición nos regalan.

La remolacha y muchos otros vegetales son ideales fuentes de sabor y sanación. Dicen que el que toma el jugo de la remolacha esta bebiendo la sangre de la tierra.

 

 

Módulo 5, Koji y miso

El koji y el miso son unos alimentos vivos fermentados de una gran popularidad en Asia y con los vegetarianos. Para hacer miso primero debemos fermentar el arroz o el grano. Una vez que el arroz o el grano se fermenta, se llama koji. Luego, el koji se mezcla con frijoles y / o granos cocidos y se somete a un segundo proceso de fermentación para hacer el miso.

El miso tradicionalmente se usa para marinar o se toma en sopas de vegetales o en salsas y aderezos. Es una fuente rica de minerales, vitaminas y prebióticos que alimentan la flora intestinal beneficiosa. Lo que es cierto del miso es que es delicioso. El miso que normalmente fermento aquí en el Caribe es el  miso shiro que requiere 4 semanas de fermentación. 

El koji es un ingrediente muy popular en los dulces japoneses y aguro que pronto se convertirá en un súper alimento popular en el Occidente. Con el koji se puede fermentar vegetales y hacer ricas salsas y marinados para logar el umami o el quinto sabor sublime a fermentado. No hay palabras para describir ciertas cosas.

 

Módulo 6, Vegetales marinos

Onza por onza los vegetales marinos son la fuente más rica de minerales y proteínas en el planeta. Hay tantas variedades de algas marinas como países que las cultivan y las posibilidades culinarias son enormes. Los amantes del mar, la sal y el sabor pueden encontrar muchos usos para una gran variedad de vegetales marinos. En este taller hacemos ricas recetas con macro algas y exploramos los beneficios terapéuticos de las micro algas.